• slidebg1
    CASAS PASIVAS
    sostenibilidad al más puro estilo Mediterráneo

Las Casas Pasivas o Passivhaus son construcciones ecológicas y de gran eficiencia energética que destacan por ser cómodas y acogedoras para sus habitantes.

Las Casas Pasivas son viviendas responsables con el medioambiente. Su diseño, basado en la eficiencia energética, reduce al mínimo su huella ecológica. En Casal Mallorquí apostamos por el modelo Passivhaus con la fuerte convicción de lograr un estilo de vida sostenible basado en el respeto hacia nuestro entorno.

Gracias al sistema de construcción que utilizamos y, en concreto, a la elección del aislamiento, de su espesor, y de su continuidad en toda la envolvente se consigue una eficiencia energética y un confort extraordinarios. También es fundamental detectar puentes o filtraciones térmicas en la fase de proyecto y, posteriormente, minimizarlos conforme a los detalles constructivos.

El sistema de ventilación mecánica de las Casas Pasivas es también un factor clave para mantener la temperatura adecuada en función de la estación del año. Además, es una entrada de aire fresco y puro para el interior del hogar. Este sistema reduce al mínimo el consumo energético que, combinado con la utilización de fuentes de energía naturales como la luz solar, hace que el uso de energías adicionales sea prácticamente nulo.

En último lugar, pero no menos importante, debemos tener en cuenta que en este tipo de edificaciones se usan materiales naturales y de mayor calidad que en las construcciones tradicionales.

Si busca integrarse en un entorno natural y vivir en un hábitat saludable, sostenible y de gran confort, sin duda el modelo Passivhaus para usted.

A la hora de construir una Casa Pasiva se tiene en cuenta la compacidad del edificio, así como su orientación y la protección solar del mismo.

Las fachadas son diseñadas con grandes aperturas hacia el sol que actúan como captadoras de calor durante todo el año. Asimismo, se utilizan aleros, pérgolas, porches y lamas para protegerlas de la incidencia solar directa, lo que ayuda a mantener la vivienda fresca durante los calurosos meses de verano.

Los sistemas de construcción utilizados favorecen la creación de una envolvente continua, minimizando los puntos conflictivos en los que se pueden producir filtraciones térmicas. A la hora de construir una Casa Pasiva la compactibilidad se cuida al detalle. De esta manera, se garantiza que todas las secciones estén selladas logrando una mejor eficiencia energética.

Los cerramientos utilizados en una Casa Pasiva son eficientes y están estratégicamente ubicados para sacarles el máximo partido. Las ventanas y puertas que instalamos en nuestros proyectos son de doble o incluso triple acristalamiento. Esto, unido a la precisa alineación, propicia un buen aprovechamiento de la radiación solar (cuando puertas y ventanas están cerradas) y una correcta ventilación natural (cuando están abiertas). En invierno, la radiación solar caldea la vivienda, mientras que en verano, la bloquea para evitar el sobrecalentamiento. Todos estos factores garantizan un clima interior natural y agradable durante todo el año.

El puente térmico es el punto donde se produce una rotura en la superficie aislante de la envolvente que protege un edificio. Este fallo provoca que se escape el calor durante el invierno o que entre en la vivienda durante el verano. Además, puede propiciar condensación, humedad o la aparición de hongos. Para evitar estos inconvenientes, las estructuras de una Casa Pasiva están cuidadosamente diseñadas para garantizar el sellado permanente de todas sus secciones asegurando así la eficiencia energética.

Los sistemas mecánicos de renovación de aire son una solución excelente para mejorar la salud de los habitantes, así como para asegurar la eficiencia energética. La ventilación mecánica garantiza la renovación constante del aire, logrando una excelente calidad de este en el interior, ya que reduce la presencia de polen, polvo, ácaros y otras partículas perjudiciales para la salud. Su funcionamiento, basado en las corrientes, es sencillo: el sistema purifica el aire exterior y extrae el 90 % de su calor para templar el aire nuevo que entra en la vivienda. Posteriormente lo devuelve al exterior y el proceso empieza de nuevo; excepto en verano, que funciona de manera inversa. De esta forma, se disminuye el esfuerzo del sistema de climatización y se logra una mayor eficiencia energética.

Gracias a la calidad y el espesor de los aislamientos utilizados, la pérdida energética a través de fachadas, cerramientos, soleras y cubiertas es mínima. En una Casa Pasiva el aislamiento es continuo y recorre toda la envolvente térmica del edificio. Todos los puntos conflictivos susceptibles de filtraciones de aire son protegidos con diferentes soluciones térmicas y materiales especializados.

A

Certificación

de energía

0 Kwh

Consumo máximo de

energía por m2 / año

0 %

Reducción de

emisiones de CO2

0 %

CONFORT

¿Cuáles son las ventajas de las Casas Pasivas?

Cada vez somos más conscientes del cambio climático, lo que nos obliga a abordar no solo cómo vivimos, sino también dónde vivimos. Las Casas Pasivas usan una cantidad de energía mínima y reducen de este modo su huella ecológica.

Las Casas pasivas ofrecen un estilo de vida alternativo que mejora la salud de sus habitantes y de su entorno, ya que son construcciones medioambientalmente responsables y sostenibles, cuyas emisiones de CO2 son mínimas.

En Casal Mallorquí somos expertos en Casas Pasivas. Nuestro compromiso con el medioambiente va más allá de las palabras. Por eso apostamos por este modelo beneficioso para el planeta y sus habitantes.

Las Casas Pasivas ofrecen una doble ventaja: los consumos y el impacto ambiental son menores que los de un hogar estándar. Obtenemos, por tanto, un beneficio económico a la vez contribuimos con un estilo de vida más sostenible.

La alta calidad de los aislamientos contribuye a su eficiencia energética ya que permite mantener la temperatura con mayor facilidad y evita, al mismo tiempo, la contaminación acústica.

Su sistema de ventilación mecánica reemplaza los sistemas tradicionales de calefacción y aire acondicionado. Esto permite obtener un mayor control de la temperatura que en una casa tradicional. Además, su diseño minimalista se adapta a la perfección a los diferentes tipos de construcción.

a clock

Los edificios de Casas Pasivas son ecológicos y sostenibles, impactando mínimamente en el medio ambiente.

a clock

La eficiencia de las construcciones de Casas Pasivas significa un ahorro de costes a largo plazo en energía, así como tarifas energéticas.

a clock

Las paredes más gruesas ayudan a las Casas Pasivas a mantener la temperatura, pero también ayudan con el aislamiento acústico.

a clock

La ventilación reemplaza los sistemas tradicionales de calefacción y refrigeración que se adaptan naturalmente al diseño en un espacio mínimo.

a clock

La eficiencia energética de las Casas Pasivas también se refleja en el consumo de agua caliente.

a clock

La temperatura está mucho más controlada que en un hogar estándar con la ayuda de sistemas de ventilación.

Las Casas Pasivas ofrecen una forma de vida alternativa que mejora la salud de sus habitantes y del planeta debido a la construcción de bajo consumo que reduce las emisiones de CO2.

  • ¿De qué están hechas las Casas Pasivas?

    Las Casas Pasivas se construyen con materiales similares a los de los hogares tradicionales, predominando los de origen natural como la madera. Nuestras construcciones cuentan con una envolvente estructural de madera, lo que otorga calidez al diseño y crea un hogar acogedor que favorece el bienestar de sus propietarios. Gracias a la utilización de este material, el tiempo de ejecución de una vivienda se reduce a la mitad. No podemos olvidar que la madera es un material 100 % renovable y sostenible, por lo que su uso es imprescindible para conseguir la reducción de nuestra huella ecológica.

  • ¿Las Casas Pasivas son beneficiosas para la salud?

    Sí. De hecho, las casas pasivas están pensadas para beneficiar la salud de sus habitantes. Al contar con un sistema de ventilación mecánica que purifica el aire, se eliminan numerosas partículas perjudiciales para la salud. Así, mejora la calidad de vida de las personas que viven en ellas.

  • ¿Cómo mantienen la temperatura las Casas Pasivas?

    Las principales fuentes de energía calórica de las Casas Pasivas son energías naturales como el sol y el propio calor corporal. Factores como los materiales y el espesor de las paredes o el aislamiento de ventanas, suelo y techo, contribuyen a mantener una temperatura constante. Gracias a esto se evitan fugas de calor del interior al exterior en invierno o al revés en verano.

  • ¿Necesitan aire acondicionado las Casas Pasivas?

    No suele ser necesario. La ventilación mecánica sustituye los aparatosos y ruidosos sistemas de aire acondicionado tradicionales. Además, las Casas Pasivas están perfectamente aisladas y la distribución de ventanas y puertas está estudiada al detalle para reducir al máximo el uso de aire acondicionado.

Este sitio Web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación de nuestros visitantes. Si continúas navegando, se entiende que aceptas su uso. Acepto | Aviso Legal