• slidebg1
    Casas Pasivas, sostenibilidad al más puro estilo Mediterráneo

Las Casas Pasivas o Passivhaus son construcciones eficientes energéticamente, ecológicas y sanas.

Estas viviendas, al ser eficientes, tienen un menor impacto medioambiental y menor huella ecológica que una casa normal. El menor consumo de energía se debe a un alto sistema de aislamiento, con sistemas especiales de cerramientos y paredes exteriores, así como de techo y suelo. Estos aspectos tan importantes de la construcción hacen que no entre el calor en verano así como el frio en invierno.

El sistema especial de ventilación de las Casas Pasivas es un factor clave para mantener la temperatura adecuada en cada estación del año y también la entrada de aire fresco y puro en el interior del hogar. Usando las fuentes de energía naturales, como la energía solar, generamos una menor necesidad de añadir fuentes adicionales. Este es otro de los principios de las Casas Pasivas y revierte en un mayor nivel de confort además de prevenir sobre posibles riesgos de daños. Por último, este tipo de edificaciones hacen uso de materiales naturales y de mayor calidad, lo cual supone adicionalmente una adaptación al entorno natural en el que vivimos y una mayor integración.

La mayoría de las casas convencionales tienen fugas o grietas en los marcos de las ventanas, techos, etc. Esto conduce a la pérdida de aire frío y caliente y puede causar condensación. Al construir una casa pasiva, se cuidan todos los detalles para garantizar que todas las partes estén selladas, logrando una eficiencia energética óptima.

Las ventanas y puertas en las Casas Pasivas son de doble o triple acristalamiento y su alineación única significa que obtienen un uso óptimo del sol cuando están cerradas y ventilación natural cuando están abiertas. En invierno, la radiación solar atraviesa y calienta la sala de estar, mientras que en verano se bloquea para evitar el sobrecalentamiento. Esto garantiza un clima interior natural y agradable durante todo el año.

El calor también puede escaparse a través de juntas o tuberías, razón por la cual las Casas Pasivas usan paredes y aislamientos mucho más gruesos en sus cimientos. Es esencial que el aislamiento del edificio no tenga espacios. Este uso económico y eficiente de la energía reduce las emisiones de gases de efecto invernadero, minimiza los costes de funcionamiento de la casa y mejora directamente la salud de sus habitantes.

Este sistema de ventilación mecánico utiliza el calor generado por los habitantes de la casa y sus equipos. Un buen sistema de ventilación es el que lo reaprovecha, precalentando el aire entrante antes de expulsar el aire viciado.

Gracias a estos métodos no hace falta abrir las ventanas para ventilar, y el aire que entra a la vivienda se climatiza con el aire que sale de la misma, evitando la entrada y salida indeseada de calor.

El aislamiento térmico es óptimo, por lo que se escapa poco calor a través de las paredes exteriores, techo y suelo. Dependiendo del clima, se requieren espesores específicos de pared, instalación y propiedades del material.

A

Certificación

de energía

0 Kwh

Consumo máximo de

energía por m2 / año

0 %

Reducción de

emisiones de CO2

0 %

Comfort

¿Cuáles son las ventajas de las Casas Pasivas?

A medida que nos hacemos más conscientes del cambio climático, tenemos que abordar no solo cómo vivimos sino también dónde vivimos. Los edificios de Casas Pasivas son completamente ecológicos, ya que usan una mínima cantidad de energía y evitan el daño ambiental.

a clock

Los edificios de Casas Pasivas son ecológicos y sostenibles, impactando mínimamente en el medio ambiente.

a clock

La eficiencia de las construcciones de Casas Pasivas significa un ahorro de costes a largo plazo en energía, así como tarifas energéticas.

a clock

Las paredes más gruesas ayudan a las Casas Pasivas a mantener la temperatura, pero también ayudan con el aislamiento acústico.

a clock

La ventilación reemplaza los sistemas tradicionales de calefacción y refrigeración que se adaptan naturalmente al diseño en un espacio mínimo.

a clock

La eficiencia energética de las Casas Pasivas también se refleja en el consumo de agua caliente.

a clock

La temperatura está mucho más controlada que en un hogar estándar con la ayuda de sistemas de ventilación.

Las Casas Pasivas ofrecen una forma de vida alternativa que mejora la salud de sus habitantes y del planeta debido a la construcción de bajo consumo que reduce las emisiones de CO2.

  • ¿De qué están hechas las Casas Pasivas?

    Las Casas Pasivas se construyen con los mismos materiales que el resto de viviendas convencionales aunque suelen predominar los materiales naturales, como por ejemplo el uso de la madera natural. Uno de los aspectos más relevantes son los sistemas de aislamiento de doble o triple acristalamiento.

  • ¿Las Casas Pasivas son saludables?

    Si, de hecho son más saludables que el resto de viviendas standard especialmente por el sistema de ventilación que limpia el aire que entra en la casa.

  • ¿Cómo se calientan las Casas Pasivas?

    Principalmente con el calor de energías naturales como el sol y del própio calor corporal. Además, el grosor de las paredes, el aislamiento de las ventanas, suelo y techo hacen que el calor se retenga de un modo muy superior si lo comparamos con una casa estándar.

  • ¿Necesitan aire acondicionado las Casas Pasivas?

    En principio no necesitan debido a su alto grado de aislamiento. La orientación de las ventanas y puertas, elementos protectores como porches y otras disposiciones constructivas están pensadas para evitar la necesidad de uso de aire acondicionado.

Utilizamos cookies propias y de terceros para aportarle una mejor experiencia de navegación y un servicio más personalizado. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información consultando nuestra politica de cookies. Acepto | Política de cookies