Blog - Casal Mallorqui

  • Casa ecológica Mallorca
  • Casa ecológica Mallorca
  • Casa ecológica Mallorca

Casas ecológicas de consumo de energía casi nulo en Mallorca

Martin van der Kam en 06, JUN, 2019

Hace unas semanas tuvimos la oportunidad de asistir a una conferencia sobre la edificación de casas ecológicas de consumo de energía casi nulo en Mallorca, una idea que nos resultó muy interesante. Este tipo de construcciones ecológicas autosuficientes se hacen a partir de los principios que rigen nuestros entornos naturales y ecosistemas, fluyendo de manera equilibrada con el lugar en el que son integrados. Estas casas ecológicas son sostenibles, es decir, facilitan la vida y la salud de los habitantes sin alterar el compromiso con el medio ambiente.

Las casas ecológicas en Mallorca de consumo de energía casi nulo o muy bajo hacen referencia al tipo de construcción en la que se utilizan los recursos de la arquitectura bioclimática (como pueden ser energías renovables) combinados con una eficiencia energética superior. Necesitan muy poca energía para poder mantener una temperatura agradable y constante durante todo el año y no necesita muchos esfuerzos activos, como por ejemplo la quema de combustibles. Se surte principalmente del calor generado por los propios inquilinos, de la ventilación mecánica con recuperación de calor y, por supuesto, del calor del sol. Puede decirse que estas estructuras son muy cómodas, ecológicas y energéticamente eficientes al mismo tiempo. 

Este concepto no supone el uso de un tipo específico de material, producto o estilo arquitectónico, sino la optimización de los recursos existentes, como una correcta orientación hacia el sur de la casa ecológica y ventanas, instalar protecciones solares que impidan un sobrecalentamiento del edificio, tener un buen aislante térmico…

Para que una casa sea denominada como edifico de consumo de energía casi nulo en Mallorca debe tener en cuenta las siguientes características:

-Alto aislamiento térmico de la envolvente.

El aislamiento térmico debe ser óptimo para que el calor no pueda salir de la casa a través de las paredes exteriores, cubiertas, muros y suelos. En función del clima se necesitará un espesor de aislamiento, instalación o material determinado.

-Hermeticidad absoluta.

En la mayoría de las casas convencionales encontramos fugas de aire que pueden venir a través de grietas, de los marcos de las ventanas, de huecos… Estas fugas (pérdidas térmicas continuas) hacen que el aire (tanto frío como caliente) se pierda, pudiendo provocar condensaciones en el interior. Para evitar todas estas pérdidas de energía hay que intentar sellar la casa de manera total y absoluta. Esto supone una calificación energética A. 

-Ventanas y puertas de altas prestaciones, bien localizadas. 

Las ventanas y puertas utilizadas en este tipo de construcciones sustentables están estratégicamente dispuestas (para que dejen entrar el sol), son de doble o triple acristalamiento y con relleno de gas inerte. Las ventanas tienen que estar en la orientación correcta para poder aprovechar el sol cuando están cerradas y la ventilación natural al abrirlas. Es importante beneficiarse del calor y la luz del sol en invierno, pero también poder bloquearlo en verano para evitar que la vivienda se sobrecaliente y poder tener un ambiente fresco.

-Control riguroso de puentes térmicos.

Existen diferentes formas de perder o ganar temperaturas indeseadas. No solo se da en paredes o techos, sino que también puede ocurrir en esquinas, juntas, ejes, tuberías … Para eso se usan muros dobles o aislamiento de los cimientos de concreto, por ejemplo. Es muy importante que todo el aislamiento del edificio no tenga interrupciones.

-Ventilación mecánica con recuperación de calor.

Este último elemento hace que todas las anteriores características funcionen de manera óptima. Este sistema de ventilación aprovecha el calor que generan las personas y electrodomésticos de la vivienda al precalentar el aire limpio que entra y antes de expulsar el aire viciado. Debe expulsarse la misma cantidad de aire que la que se ingresa. El aire que entra y el que sale nunca se mezclan, pero el aire caliente que sale permite calentar el aire frío que ingresa.

Este ahorro y uso eficiente de la energía disminuye la emisión de gases de efecto invernadero, por lo que tiene beneficios directos en la salud de los habitantes de una casa ecológica en Mallorca.

Cabe recordar que según la directriz europea 2010/31/UE, a partir del 2020 todos los edificios de nueva construcción deberán ser de consumo casi nulo. 

En Casal Mallorqui apostamos por este tipo de edificios y viviendas respetuosas con el medio ambiente. Por eso, en breve empezaremos con nuestro proyecto de una casa ecológica autosuficiente en Mallorca y les iremos informando de todas las novedades. Si desean más información o están interesados en comenzar un proyecto para una casa ecológica en Mallorca así no duden en contactar con nosotros, estaremos encantados de ayudarles. 


Compartir esta noticia:
Utilizamos cookies propias y de terceros para aportarle una mejor experiencia de navegación y un servicio más personalizado. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información consultando nuestra politica de cookies. Acepto | Política de cookies